mi regalo especial

Es curioso que el mejor regalo de estas navidades no hayan sido los regalos de Reyes o los de Papa Noel, sino que ha sido el poder estar con mi familia.
pero hubo un regalo que me entusiasmo, Pipo, mi perro;me lo trajeron un poco adelantado, pero sigue siendo mi regalo de Reyes.
No quisiera que nadie se hiciera una idea equivocadaya que estoy hablando de un regalo, pero un perro no es un regalo, ni un juguete, sino un ser vivo.
Mi regalo tambien ha sido aprender a ser responsable, ya que tener un perro es tener paciencia.
Convivir con un perro no son todo ventajas ya que a veces te muerde, tienes que bajarlo mucho a pasear, llevarlo al veterinario.
Pero después tiene sus ventajas, porque, un perro te hace compañía, te es fiel, te da mimos, te gusta llegar a casa y abrazarle, o levantarte por las mañanas y tenerle ahí dandote besos;le puedes contar cosas y parece que te escucha.
Mi perro tiene el pelo rubio y el hocico y las orejas negrascomo el carbón.Es muy juguetón, todo el día quiere jugar, en la calle ve a alguen y se tira a ella para que le saluden y sino se pone a llorar.
Y este ha sido mi regalo.
Marina Casero Rodríguez