El calor causa la dilatación de los cuerpos.

Encajamos un globo en la boca de una botella vacía ( pero dentro tiene aire).

La metemos en un recipiente donde hay agua caliente.

El aire que está dentro de la botella se dilata por efecto del calor, aumenta su volumen y es capaz de inchar un poco el globo.